Un sendero de película…

Cartel de la Película Indiana Jones y La Última Cruzada

Aviso: Estos y otros CONTENIDOS SIMILARES, estarán disponibles, a partir de ahora, en ExperienciasActivas.com

AVISO - Nueva dirección en Internet de ACTIVA-t

UN RECORRIDO POR EL SENDERO TURRE – EL JALÍ (Turre, ALMERÍA)

El pasado martes, 2 de Octubre de 2012, realicé un recorrido por un sendero que, en su totalidad aún desconocía. Se trata del Sendero Turre – El Jalí, que discurre sobre el sendero de pequeño recorrido PR A-370, señalizado y homologado.

Ya había realizado recorridos por el corazón de Sierra Cabrera en otras ocasiones, pero todavía no había ascendido, por este sendero, desde la localidad de Turre, situada a sus pies en su cara oeste.

Unos días antes, casi por casualidad, practicando otra de mis aficiones que es la bicicleta de montaña, pasé junto al panel informativo que marca el comienzo del sendero que describe en líneas generales el recorrido y que se encuentra a las afueras de la localidad de Turre.

Panel Informativo del Sendero PR A-370

Una de las primeras cosas que me sorprendió y que me llamó poderosamente la atención, fue descubrir en dicho panel unas imágenes de la película de 1989 Indiana Jones y La Última Cruzada.

¡Sí, en aquel panel informativo del sendero aparecían un cartel de la película Indiana Jones y La Última Cruzada y unas fotografías de Harrison Ford y Sean Connery!.

Podéis imaginar que mi primer pensamiento fue algo así como “¿qué pinta esto aquí?”. Pues bien, comencé a leer el panel y descubrí que algunos de los parajes que atraviesa este sendero habían sido escenarios naturales durante el rodaje de algunas escenas de la película La última Cruzada, perteneciente a la saga de películas de Indiana Jones. Todo esto, unido al hecho de que aún no había realizado ninguna ruta por esta parte de Sierra Cabrera, me dejó con el gusanillo dentro y el deseo de descubrir este sendero. Esa “espinita” me la quité el pasado martes y voy a relataros a grandes rasgos la experiencia.

EL RECORRIDO A GRANDES RASGOS

Se trata de un recorrido circular de unos 17 kilómetros aproximadamente, que transité durante unas 5 horas y media si bien realicé innumerables paradas para tomar fotografías, vídeos y documentar la ruta. Dada la dificultad del recorrido, más bien moderada, estimo que se puede realizar con comodidad, en unas 4 horas, a lo que habrá que añadir el tiempo que se emplée en descansar, avituallarse y reponer fuerzas o realizar fotografías.

El comienzo, ascendiendo al Cortijo Jalí

Comencé el recorrido a las 9 de la mañana y he de decir que disfruté de un día magnífico y despejado, durante todo el recorrido, dadas las bondades del clima local con temperaturas entorno a los 25º y unas preciosas panorámicas durante la mayor parte del recorrido hasta donde me alcanzaba la vista.

Poco a poco vamos ascendiendo por la falda oeste de Sierra Cabrera

El recorrido se inicia con una suave ascensión, que poco a poco comienza a ser algo más dura y pronunciada, aunque se realiza por un terreno en muy buen estado, casi siempre una pista de asfalto que luego pasa a ser de tierra, lo que facilita bastante la subida. En unos 8 kilómetros se asciende del orden de 680 metros, lo que se desciende en los 9 kilómetros restantes al tratarse de una ruta circular, siendo por tanto el descenso algo más suave en cuanto al desnivel, pero más incómodo, a mi entender, en virtud del terreno por el que transcurre, mucho más suelto y peor señalizado.

Las vistas del Valle hacia el Oeste

Durante el ascenso fui disfrutando cada vez de mejores vistas tanto de la Sierra Cabrera (mí límite por el este) como del valle que iba quedando a mis pies hacia el oeste. Pude ir divisando desde las localidades más cercanas como Turre, Los Gallardos, Garrucha, Vera, hasta parajes ciertamente lejanos, entre ellos Bédar, Sorbas, La Tetica de Bacares, el Observatorio de Calar Alto, la Sierra Almagrera e incluso me fue posible llegar a contemplar la mismísima Sierra Nevada, al coincidir una mañana tan despejada.

La ascensión, cada vez más pronunciada

La ascensión culminó con la llegada al Cortijo Jalí (hoy en día no quedan más que los restos en ruinas de aquel antiguo cortijo), que se sitúa en pleno corazón de Sierra Cabrera. Éste es uno de esos lugares en los que uno, al coronar una ascensión, siente una emoción y una paz difíciles de explicar por escrito.

Las Ruinas del Cortijo Jalí

La calma que se respira, en conjunción con la belleza del paisaje te hacen sentirte privilegiado y al tiempo pequeño y humilde junto a tanta belleza natural. Son estos momentos y estos lugares los que animan a seguir praticando el senderismo y seguir descubriendo rincones tan singulares.

Un rincón de Paz

Una vez alcanzada la parte más alta del recorrido, pude no sólo seguir disfrutando de las vistas hacia el este que ya he citado sino también aprovechar el espléndido día que elegí y la altura a que me encontraba para gozar de unas panorámicas extraordinarias hacia el este, hacia el mar mediterráneo y toda la costa que va desde Cabo Cope, Mazarrón y Águilas al norte hasta Carboneras y el Cabo de Gata al sur, pasando por San Juan de los Terreros, Villaricos, Garrucha y Mojácar.

Las playas de Mojácar en la falda este de Sierra Cabrera

Mi intención inicial era ascender desde allí hasta el Pico Arraez, el techo de Sierra Cabrera que se sitúa a unos 922 metros de altura. Dado que para ello debía realizar un trayecto fuera de sendero, campo a través y que mi intención era compartir este recorrido en la web, pensé que sería más apropiado continuar por el sendero señalizado para contar una experiencia más sencilla de repetir por parte de cualquier persona, dejando así la experiencia de coronar el Pico Arraez para más adelante.

El Pico Arraez al fondo, el "techo" de Sierra Cabrera

He de comentar que otro recorrido alternativo que se puede realizar una vez se llega al Cortijo Jalí es descender desde allí hasta el pueblo de Mojácar, si bien no sería en ese caso un recorrido circular, un recorrido que también realizaré proximamente y que espero compartir igualmente aquí con todos vosotros.

Señalización del recorrido alternativo hacia Mojácar

Finalmente me ceñí al PR A-370 y comencé el descenso de nuevo hacia el punto de partida en Turre. Para aquellos que disfruten con el Trekking y prefieran salirse un poco del sendero marcado, o realizar recorridos campo a través, este tramo es mucho más acorde a sus gustos. La pista que disfruté en la subida se va angostando y queda enseguida reducida a un estrecho sendero, incluso en algún pequeño tramo éste casi desaparece y resulta complicado guiarse si no atendemos a la señalización (estacas fundamentalmente y marcas de pintura en alguna piedra). En las zonas en las que se estrecha la senda, también es mayor la vegetación, con lo que es recomendable llevar pantalon largo si no queremos sufrir multiples roces con zarzas y escobas.

El sendero poco a poco "tiende a desaparecer"

En el descenso fui divisando algunos cortijos más típicos de la zona, unos en ruinas también, pertenecientes a la época de esplendor (entre 1820 y 1845, cuando la economía de sus gentes no era otra que la ganadería y el cultivo de la patata, el esparto y el trigo entre otros) y otros habitados aún.

Uno de los múltiples cortijos existentes a lo largo del recorrido

Poco a poco llegué finalmente hasta la rambla de Mofar, por la que discurría una cierta cantidad de agua aún, fruto de las fuertes precipitaciones de la semana anterior. Esto refrescó un poco el último tramo de mi recorrido y alivió en parte el calor que ya se empezaba a sentir desde el mediodía. Siguiendo el curso de la rambla llegúe al punto de partida y así di por concluída mi experiencia.

La Rambla de Mofar

FAUNA LOCAL

Durante esta ruta, así como durante algunas otras que se desarrollan también por el interior de Sierra Cabrera, es posible encontrarse con especies animales entre las que se encuentran algunas aves rapaces, como águilas o cernícalos, así como con alguna de las excasas tortugas moras autóctonas de la zona y en peligro de extinción o algún que otro zorro o jabalí.

Por suerte o por desgracia, mi aventura no contó esta vez con esas experiencias, lo más que observé fueron algunas aves de pequeño porte y, eso sí, infinidad de huellas de jabalís fundamentalmente en las inmediaciones de los cursos de agua, así como mariposas, libélulas, una enorme tela de araña y algún que otro insecto más.

Una gran tela de araña...

CONSEJOS DE ÚLTIMA HORA

Para terminar diré que el recorrido se encuentra muy bien señalizado casi en su totalidad, salvo en algún pequeño tramo al inicio del descenso. Siendo observador y buscando las correspondientes marcas y señales a nuestro alrededor puede prescindirse de ayudas tecnológicas como puede ser el GPS. En cualquier caso, sobre todo si se desconoce por completo la zona, creo que es recomendable contar al menos con una referencia cartográfica que nos ayude a no perdernos.

Recuerdo, de nuevo, que es recomendable, para la parte final (descenso) del recorrido, llevar pantalones largos que nos protejan de rozaduras con la maleza.

Unos de los tramos afectados por las lluvias

Por otro lado, dadas las recientes lluvias torrenciales que asolaron el Levante Almeriense y otras zonas de la Comunidad Andaluza hace algo más de una semana, observé también un cierto deterioro de las pistas y senderos por los que discurre este recorrido, llegando incluso a “desaparecer” algún paso y por tanto debe extremarse la precaución al atravesar estos puntos, aunque se puede realizar sin grandes dificultades y no supone ningún problema teniendo esta consideración.

CONCLUSIÓN

En resumen diría que este sendero merece ser recorrido sin duda alguna, pero fundamentalmente todo el interés del mismo se concentra en el tramo inicial que corresponde a la ascensión hasta el Cortijo Jalí. La parte del descenso desde allí, a mi entender, resulta menos vistosa y tiene sentido únicamente si nuestra intención es que el recorrido sea circular. De no ser así, y por mi experiencia previa en otros recorridos por Sierra Cabrera, quizá la mejor alternativa sea descender desde el Cortijo Jalí hasta el Pueblo de Mojácar disfrutando aún más del privilegio que supone transitar por el corazón de Sierra Cabrera y del estupendo descenso con unas fantásticas vistas al mar por la cara norte de esta sierra.

Una vista panorámica

MAS INFORMACIÓN

Esta entrada está ilustrada con algunas de las fotografías que realicé durante el recorrido. Hice muchas más y las he recogido en forma de álbum en la galería de Flickr de Activa-t. Puedes verlas pulsando aquí.

He recogido también, una serie de detalles técnicos del sendero, que podéis consultar pulsando aquí.

En la web de Activa-t existe también una página dedicada al senderismo, en la que podréis encontrar otras rutas similares y cercanas a ésta, a la que podéis acceder pulsando aqui.

También podéis acceder al Mapa y Perfíl del recorrido, así como al Track para vuestro dispositivo GPS a través de la Web de Wikiloc, pulsando aquí.

¿Has realizado ya alguna vez este recorrido o parte de él? ¿Estás interesado en realizarlo pero tienes aún alguna duda al respecto? Para resolver estas dudas o simplemente para compartir tus experiencias no dudes en realizar tus comentarios al pie de esta entrada del blog. Gracias por adelantado. Saludos a todos.

Anuncios

Tus opiniones son bienvenidas. Deja un comentario si así lo deseas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s