Sendero La Mena – Macenas (Mojácar, ALMERÍA)

Entre el Cielo y el Mar

Aviso: Estos y otros CONTENIDOS SIMILARES, estarán disponibles, a partir de ahora, en ExperienciasActivas.com

AVISO - Nueva dirección en Internet de ACTIVA-t

ENTRE LA SIERRA Y EL MAR…

En Abril de 2012 se inauguró oficialmente este sendero, tras ser acondicionado y balizado por el Ayuntamiento de Mojácar, como parte del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2007-2013 y con ayuda del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

Se trata de un recorrido circular, de apróximadamente 10 kilómetros, que discurre junto al mar, a los pies de Sierra Cabrera. Se integran en él una serie de rincones y playas que durante muchos años y aún hoy han sido uno de los secretos mejor guardados de la costa almeriense. A ello se suma un trayecto por las primeras estribaciones de Sierra Cabrera que permite, gracias a la posición privilegiada que otorga el ir ganando progresivamente altura, poder disfrutar no sólo del mar y de la costa sino de las expléndidas vistas que nos regala este paisaje de excepcional belleza. Esta belleza paisajística y su riqueza medioambiental han fomentado que este recorrido vaya poco a poco ganado adeptos y cada vez sean más las personas que caminan por él durante gran parte del año, aprovechando además las bondades del clima de la zona.

Inicio del Sendero

DATOS DEL RECORRIDO

Distancia: 9.82 Kilómetros
Circular:
Tipo de Camino: Carril o Senda
Balizado y Señalizado:
Ciclable: Parcialmente

(frente al chalet Rosa de los Vientos, aproximadamente en el kilómetro 5 del trayecto, comienza una fuerte subida -a lo largo de 500 metros- al primero de los miradores, en un terreno muy suelto y difícilmente ciclable, lo que obligará a poner pie en tierra. Salvo estos escasos 500 metros, el resto puede ser recorrido con comodidad en bicicleta de montaña)

Desnivel Acumulado Subiendo: 278 metros
Desnivel Acumulado Bajando: 278 metros
Cota Máxima: 173 metros
Cota Mínima: 0 metros
Tiempo Aproximado para su Realización: Entre 2 y 3 horas

(en función de la duración de las paradas para realizar fotografías, descansar, avituallarse y demás)

Clasificación MIDE: 1, 1, 1, 2
  • Severidad del Medio Natural: 1
  • Orientación en el Itinerario: 1
  • Dificultad en el Desplazamiento: 1
  • Cantidad del Esfuerzo necesario: 2
Dificultad del Recorrido: Fácil
Coordenadas Inicio/Final:
  • Inicio: 37º 5′ 57.3” N, 01º 50′ 52.2” O (latitud: 37.0992, longitud: -1.8478)
  • Final: 37º 5′ 57.3” N, 01º 50′ 52.2” O (latitud: 37.0992, longitud: -1.8478)
Mapa del Recorrido:

Mapa

Hojas del MTN 1/50.000: 1031 y 1032
Vista 3D:

Vista 3D

Perfil del Recorrido:

Perfil

UN POCO DE HISTORIA

Este sendero recoge parte de un recorrido que se originó durante el siglo XIX, motivado por las idas y venidas de los mineros, transportistas y arrieros durante los excasos 5 años que duraron las intensas explotaciones mineras de hierro de La Mena de Macenas. Parte del recorrido también fue en su día transitado por aquellas personas que se desplazaban por el antiguo camino de Mojácar a Carboneras, vía de enlace entre ambos municipios que se empleaba para el transporte de enseres y mercancías mediante animales de carga, llegando incluso a ser utilizado por los antiguos coches de gasógeno de los años cuarenta del pasado siglo.

Un camino histórico

EL RECORRIDO

Desde el final del Paseo Marítimo de Mojácar hasta la Playa de Macenas

Tramo Mojácar - Playa de Macenas

El recorrido circular, se inicia y termina al final del paseo marítimo de Mojácar, en las inmediaciones del Hotel Indalo, en la desembocadura de la conocida como Rambla de Alfaix. Avanzando desde allí, por el antiguo camino de Mojácar a Carboneras, caminamos por una vía estrecha y rocosa, labrada en un paisaje de gran diversidad geológica, que serpentea junto al mar entre los acantilados de Sierra Cabrera con pequeñas subidas y bajadas muy tendidas, que facilitan el recorrido y lo hacen apto para todos los públicos. En este tramo inicial, que discurre hasta la Playa de Macenas, ya se va vislumbrando la belleza de esta ruta. Debido a la altura alcanzada en algunos puntos, en días en los que el mar esté en calma, es posible observar el fondo marino debido a la limpieza y transparencia de estas aguas. Igualmente se puede observar parte de la fauna autóctona, fundamentalmente las aves marinas que pueblan las rocas e islotes cercanos, gaviotas y cormoranes.

Un poco más adelante se sitúa la conocida como Piedra del Nazareno, un peñasco de forma singular por encima del cual se pueden observar los restos de la actividad minera que se desarrolló en el pasado en la Mina de la Mena. Cargaderos, tolvas y bocaminas abandonados sirven hoy como refugio a varias especies de murciélagos y a aves rapaces como cernícalos y gavilanes.

Pasada la Piedra del Nazareno, un suave descenso conduce a la Playa de Macenas.

Desde la Playa de Macenas hasta la Torre del Pirulico

Tramo Playa de Macenas - Torre del Pirulico

Una vez se llega a la Playa de Macenas nos encontramos con el Castillo de Macenas. Se trata de una edificación militar que data del siglo XVIII, construída para la vigilancia de las costas. En dirección Sur parte un camino de tierra junto al litoral, desde el castillo, formado por grandes placas de aglomerados de arenas fósiles cuaternarias, espacio protegido por su singularidad geológica. Desde el Castillo se continua el recorrido bordeando la costa hasta la Torre del Pirulico.

nota.- una vez superado en el recorrido el Castillo de Macenas, el sendero se bifurca, lo recomendable es continuar junto al mar, hasta la Torre del Pirulico y desde allí iniciar la subida al Observatorio 2, para volver a la Playa de Macenas pasando por el Observatorio 1. Puede hacerse el recorrido en sentido contrario, subiendo después del Castillo de Macenas hasta el observatorio 1, desde allí continuar hasta el Observartorio 2 e iniciar el descenso de vuelta, pasando por la Torre del Pirulico. El motivo por el que se considera recomendable el primero de los recorridos es porque el ascenso hasta el observatorio 2 tiene una pendiente muy pronunciada y el terreno es bastante suelto, con lo que resulta más seguro realizar ese trayecto subiendo en vez de bajando como se haría si optásemos por el segundo de los recorridos.

Desde la Torre del Pirulico hasta el Observatorio 2

Tramo Torre del Perulico - Observatorio 2

La Torre del Pirulico (también conocida como torre del perulico o del peñón) es una torre del período nazarita, data de los siglos XII-XIV, que formó parte del sistema defensivo de la costa mediterránea. El peñón, con la gran torre y el gran arco natural al pie de la roca (por su cara sur), configuran un conjunto de singular belleza natural.

Una vez visitada la Torre del Pirulico se inicia un recorrido hacia el interior, alejándonos del borde marítimo y comenzando la subida progresiva hasta el Observatorio 2, punto donde se alcanca la máxima altura de todo el recorrido y desde donde tendremos unas vistas generales del entorno privilegiadas.

Desde el Observatorio 2 al Observatorio 1

Tramo Observatorio 2 - Observatorio 1

Desde el Observatorio 2 tendremos una panorámica privilegiada de la Playa del Sombrerico.

Continuamos el recorrido realizando un suave descenso hacia el Observatorio 1, mientras volvemos a disfrutar, desde la altura, de nuevas vistas de la Torre del Pirulico, con la costa, el horizonte y el mar por un lado y por otro las faldas de Sierra Cabrera, teniendo siempre al fondo como referencia las playas de Mojácar, hacia donde nos dirigimos en nuestro camino de vuelta.

Tramo final, descenso a la Playa de Macenas y vuelta al Paseo Marítimo de Mojácar

Tramo Playa de Macenas - Mojácar

Desde el Observatorio 1 terminamos el descenso, algo más pronunciado pero sin peligro, hasta la Playa de Macenas de nuevo desde donde realizaremos en tramo inicial en sentido inverso hasta llegar de nuevo al punto de partida, en el final del Paseo Marítimo de Mojácar.

PUNTOS DE INTERES

La Piedra del Nazareno

La Piedra del Nazareno

Cuenta la leyenda que en tiempos de la explotación minera del lugar, encontrándose almorzando un día un grupo de mineros en un punto cercano a la Playa de Macenas, una gran roca se desprendió del talud y cayó hasta donde se encontraban; salieron corriendo hacia la cercana Playa de Macenas y, al volverse a observar lo sucedido, se dieron cuenta que la roca precipitada tenía forma de Nazareno (o penitente), atribuyéndose a un milagro, el que no sucediera desgracia personal alguna, ya que la roca, frenó su caída justo antes de llegar al lugar donde se encontraban los mineros, no sucediendo finalmente desgracia personal alguna.

Mina de la Mena

Mina de La Mena

Las explotaciones mineras de hierro de La Mena de Macenas, adoptaron su mayor auge hacia 1880 al ponerse en explotación tres minas de hierro en Sierra de Cabrera, situadas entre Sopalmo y la Adelfa.

El mineral bajaba en carros por la rambla de Macenas hasta su desembocadura en la playa, desde donde se cargaba en los barcos. Tras una decena de años de fiebre minera, esta zona ve paralizada esta actividad al trasladarse las explotaciones a la vecina localidad de Bédar.

Playa de Macenas

Playa de Macenas

La playa que discurre desde esta piedra hasta el Castillo de Macenas se llama desde antiguo playa de Bol Mayor, utilizada antiguamente dado su gran calado próximo a la orilla, para facilitar el acceso a la carga de barcos de mineral, esparto y hojas de palmito para la fabricación de escobas.

En toda su extensión se puede localizar una planta única en muchos kilómetros del litoral almeriense: la llamada Azucena de la Virgen Pancratium maritimum, que florece en el mes de julio (de flores blancas muy aromáticas). También se encuentra el Asterisco marítimo. Se presenta sobre todo en fisuras de grietas y bolsas de suelos poco profundos, también en arenales, en ambientes cálidos y secos, a pleno sol, muy próximos al mar.

Castillo de Macenas

Castillo de Macenas

Fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII. El castillo de Macenas responde al tipo de torre-fortín o construcción de planta de pezuña o herradura y muros a talud, formado por dos partes asimétricas: un volumen curvo en forma de semitronco de cono orientado al mar, albergando la batería de artillería, y dos semibaluartes tronco-piramidales mirando hacia tierra para proteger la entrada. Se corona con un bocelón (moldura) sobre el que se asienta el parapeto a modo de antepecho simple hacia el mar y con aspilleras hacia tierra.
Capaz para dos cañones de 24 libras, se accedía por una puerta de altura con escala de cuerda. En la planta inferior se guardaban el polvorín y repuestos, en la intermedia la cocina y la habitación, y en la superior o azotea los cañones a barbeta y, hacia tierra, un parapeto alto aspillerado para fusilería. En 1830 se informa que estaba desartillada y la guardaban un cabo y tres torreros. En 1873 se informa que junto a la Torre ya hay una casa cuartel de carabineros. Fue usada por la Guardia Civil Española, época en que se la dotó de una puerta en la planta baja que aún conserva.

Torre del Pirulico, del Perulico o del Peñón

Torre del Pirulico

Esta torre vigía, situada en el peñón que se eleva sobre el mar en las estribaciones de un acantilado en la carretera que une Mojácar con Carboneras en la zona de playa Macenas, es la última de estas características que, comunicándose visualmente con la Torre del Rayo, conforma el sistema defensivo costero desde Adra hasta Mojácar. Fue construida durante la época Nazarí (siglos XII al XIV) y se utilizó en el renacimiento (siglo XVI) como torre de vigilancia.

La Torre tiene forma troncocónica se eleva sobre piedra viva y está ejecutada con muro de mampostería de piedra del lugar sin labrar, aparejados de forma irregular y trabadas con mortero de cal, presentando la particularidad de tener un hueco en la base de la torre que la atraviesa permitiendo desde el interior de la misma comunicar con el acantilado y el mar. A unos 7 metros de altura se encuentra una puerta ventana de arco rebajado que permite el acceso a la única planta supuestamente abovedada que posee la torre vigía y desde la cual se supone que tendría acceso a la cubierta o plataforma. En el cerro a su espalda se encontraba la estancia de los carabineros que guardaban esta torre, abasteciéndose de agua dulce de la fuente de Las Cabras, situada al pie del chalet Rosa de Los Vientos, a escasos metros de la orilla del mar.

Playa del Sombrerico

Playa del Sombrerico

En 1972 la costa sur de Mojácar, entre la rambla de Macenas y la de la Granatilla, fue escenario del rodaje de una nueva versión cinematográfica de la novela de Robert Louis Stevenson La isla del tesoro, en la que el papel de John Long Silver estaba a cargo de Orson Welles, quien también se había hecho cargo, bajo seudónimo, de la redacción del guión. La película dejaba ver la singular belleza de dicha costa, que ha permanecido prácticamente inalterable hasta hoy. Como ejemplo de esa inalterabilidad queda aún el chiringuito Manacá, en la playa del Sombrerico, edificado como fuerte, con su torre, para el rodaje de la película.
Esta playa tiene 600 metros de longitud por 15 metros de anchura. Debe su nombre a la curiosa forma de un pequeño islote situado en ella. Se trata de una cala alejada y tranquila donde además de disfrutar de un bello entorno, está protegida para la práctica del naturismo.

FAUNA Y FLORA

A lo largo del recorrido y en especial desde los observatorios podremos descubrir en interpretar la fauna y flora autóctonas.

Las costas del levante almeriense esconden en sus entresijos preciados y preciosos tesoros naturales. Los vertebrados que pueblan o visitan las playas y acantilados marinos están representados por aves acuáticas. En las playas menudean durante el invierno bandos de limícolas compuestos por diversas especies de correlimos, zarapitos, así como ostreros y vuelvepiedras. Durante el periodo invernal pueden aparecer el frailecillo Fratercula arctica y el alca Alca torda, u otras de mayor porte, como los cormoranes grande Phalacrocorax carbo y moñudo Phalacrocorax Aristóteles, que descansan en los acantilados rocosos, o el alcatraz común Morus bassanus. Durante el invierno pueden verse las gaviotas sombrías Larus fuscus, mientras que las reidoras Larus ridibundus, las de audouín y las patiamarilla permanecen a lo largo del ciclo anual, nidificando esta última en diferentes puntos del litoral.

Limonium Estevei

Se puede observar una especie vegetal endémica -única en el mundo- de este paraje de Macenas: el Limonium estevei, popularizada como la “siempreviva de Mojácar” tanto por su localización excepcional, como porque sus flores se mantienen en buen estado de conservación mucho tiempo después de la floración. Se localizan junto al camping de Cueva Negra y alrededores. Sus hojas son muy características por su color verde-azulado casi gris salpicadas de blanco. Esta coloración grisácea mimetiza a este vegetal con el sustrato esquistoso sobre el que vive, logrando pasar desapercibida.

EXPERIENCIAS

Si quieres ver la entrada del blog en la que se describe la experiencia en este sendero, pulsa aquí.

EL SENDERO EN TU GPS

Puedes descargar el track del recorrido y así poderlo seguir con tu dispositivo GPS, desde la web de Wikiloc, pulsando aquí.

MULTIMEDIA

Puedes ver más imágenes del recorrido en la galería de Flickr pulsando aquí.

Anuncios